CATALUNYA, PIDO LA PAZ Y LA PALABRA

Adoro Catalunya, sus gentes y su forma de ser y sentir, su lengua preciosista, sus poetas (Salvat-Papasseit, Espriu, Martí i Pol…), su música (Tete Montoliu, Sisa, Albéniz, Lluís Llach, Albert Pla…). Me encanta fumar de madrugada en la Plaça del Diamant de Gracia junto a la estatua de Colometa mientras riegan los barrenderos. Adoro los calçots con salsa romescu, la escalivada, el pan tumaca…Tengo muchos amigos catalanes que son ya mi familia. No es momento de más confrontaciones y crispación sino de pedir la paz y la palabra, como decía Blas de Otero. “Paz para el amor y para la causa. Paz para el pensamiento y para el camino. Paz para la semilla y para el átomo. Paz para la obra y para el hombre”.

La única bandera que debemos enarbolar ahora es la blanca. El blanco es el color más fuerte, el que define la inocencia o pureza que cada uno tiene y que puede conservar mientras no se desvíe del camino correcto. Las banderas son trapos teñidos si nos sumen en la oscuridad y la violencia. Las patrias no son nada sin la gente que las llena de canciones de niños y trabajo, de pizarras y luz. No hay bandos ni trincheras. Los políticos han fracasado con sus espurios intereses oscuros.

Es el momento del amor y la razón de la gran sociedad civil de la fraternidad. Es la hora de parar todo este sinsentido y atropello a la condición humana. El rey, como jefe supremo del estado, en su comparecencia debió proponer una reforma de la vieja Constitución del 78, una mesa de diálogo y un referéndum legal y con todas las garantías donde los catalanes puedan expresar sus deseos de futuro.
Nuestra fragilidad humana, nuestra triste capacidad para convertirnos en piezas deshumanizadas de un puzle infernal para caer en el odio, deben terminar ya.
Es la hora solar de la generosidad, la imaginación y la belleza.

(Comparte donde quieras si crees que puede ayudar. No tienes que citarme. Lo pensamos muchos.Gracias.)

2 thoughts on “CATALUNYA, PIDO LA PAZ Y LA PALABRA

  1. Creo que era León Felipe quien incitaba a los poetas a hablar después de haberlo hecho los demás en los albores de la guerra civil. Un abrazo gigante, gigante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s