Tres poemas de “El océano de las Escrituras-De vuelta al mar” de Ángel Petisme

DESPEDIDAS

 

Si te marchas ahora

jamás te encontraré.

¿Dónde podría reunir el viento

a dos fuegos de naufragio y soledad

como tú y como yo?

Contemplando sonámbulos

la cicatriz del cielo.

 

HUMO

 

Se nos notan las cicatrices

como a jarrones rotos

reconstruidos con pegamento.

Si sólo vas a quedarte con recuerdos

en la Casa del Frío

al menos quédate con los buenos, cariño.

Se nota que amábamos el fuego.

Nos importaba un pito la flor

blanca de quien nos ama,

dimos vida a nuestras criaturas

pero creamos monstruos.

Sólo buscábamos

el fuego que alimenta la vida.

No el amor,

que jamás conocimos,

sino sus tatuajes y sus bocanadas.

Eras pólvora,

en humo nos convertimos.

 

HABLANDO CON HOMBRES OSCUROS

 

Me olvidé de morir. Llené

de luciérnagas el templo de tus sueños

y los juguetes de tu corazón.

Viví cada milisegundo junto a ti,

me movía por ti.

Le arranqué una sonrisa

al carpintero de la lluvia

mientras cerraba tus heridas.

Había tierra en tus ojos

cuando subimos al buque fantasma.

(del libro disco “Under wood songs-El océano de las Escrituras” (2010) (Editado por El ángel caído/Tranvía Verde. Distribuye UDL Libros)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s