Presentación de “Demolición…” a cargo de José Blanco en Bilbao

José Blanco me manda el texto que le sirvió para presentarme en La Casa del Libro de Bilbao. Un abrazo, amigo.

Demolición del Arco Iris o Petisme clamando en el desierto

Para empezar voy a hablar muy brevemente de mí, porque me gustaría contaros cómo conocí a Petisme antes de conocerle. Hay que remontarse quince años atrás, hasta 1993.

Yo era un joven poeta, además de un lector voraz. Como poeta y lector tenía esa avidez por conocer y profundizar en registros y fórmulas de expresión que ensanchasen mi horizonte creativo.

Hete aquí que cayó en mis manos un libro de poemas titulado Amor y cartografía, de un poeta y músico de Calatayud, que era o es Angel Petisme, luego nos aclarará si sigue siendo el mismo.

Yo desde luego que no, porque la lectura de ese libro me ratificó en algo que yo venía intuyendo, y es que se podían escribir excelentes poemas sin la solemnidad y la carga elegíaca que en ese momento estaba tan de moda.

Petisme escribía sobre los mismos temas de siempre con una exhuberancia fresca, húmeda y selvática, con un lenguaje directo y vital, lúdico y crítico a partes iguales.

El caso es que fotocopié uno de los textos, el que daba precisamente título al libro y lo pinché en el corcho de mi habitación, donde permaneció por mucho, mucho tiempo…

Esa fue mi primera toma de contacto con el universo Petisme, al que, afortunadamente, le he podido seguir la pista, y hasta hoy. Por eso tengo que decir que estoy aquí en calidad de fan irreductible.

Presentar a este autor polifacético con más de treinta años de trayectoria te obliga al recurrir al tópico ese de “no necesita presentación”, lo cual es cierto, pero sólo en parte.

Antes he dicho que se le ha podido seguir la pista “afortunadamente”, porque no debemos olvidar que vivimos en una sociedad en la que se confunde la cultura con el fútbol y la televisión, y las audiencias suelen estar copadas por los exabruptos de friquis de todo pelaje.

Estamos hablando de un poeta y músico sin concesiones, que se ha permitido escribir y cantar aquello que le sale del cierzo.

Es indudable que Petisme tiene su público, aunque a mi entender aún no goza de la consideración que merece, y ni siquiera sé si eso le preocupa. Lo que yo veo es que en el juego de las sillas de la poesía nacional no termina de encontrar un hueco porque, mientras otros bailan con lo puesto, Petisme lleva una selva que bulle de vida y color, y entonces no encaja. El libro que presentamos hoy es un buen ejemplo de esto que digo.

Luego hay otra cuestión: Angel Petisme, aragonés de pro, es un poeta de raza, de una raza en vías de extinción, como él mismo dice en uno de sus poemas. Aquí nos sale al paso otro topicazo, y es que “nadie es profeta en su tierra”.

Aragón es una constante tanto de su escritura como de sus canciones (luego veremos de qué forma), una tierra dura y seca que, como Saturno, va devorando de entre sus hijos a aquellos a los que les sobran luces.

Por todo ello, creo que Demolición del Arco Iris admitiría el subtítulo de “Petisme clamando en el desierto”, un desierto que empieza en el páramo de los Monegros, que se extiende también en la hamada donde vive recluido el pueblo saharaui, y se refleja en los edificios de acero y cristal de Nueva York, pero no se detiene ahí, ya que avanza y va ganando cada vez más espacio en los corazones.

Sin embargo, el resultado de esta demolición no es la arena del desierto, sino los cristales del calidoscopio. Creo que ésta es la imagen que mejor define este libro.

Es un libro hecho de muchas voces, muchos lugares y textos de diferente procedencias. Los poemas están insertos en una estructura de guión cinematográfico, donde cada sección sugiere una secuencia. También hay textos en prosa que inicialmente fueron escritos para prólogos, catálogos e incluso el teatro.

Es un híbrido, en definitiva, lo que, en mi opinión, supone uno de sus hallazgos:

Es precisamente un texto teatral el que vertebra el libro. Con la exhuberancia de lenguaje que le caracteriza, un lenguaje en tensión que abarca desde el cultismo al la jerga, Petisme desgrana las visiones de un profeta como una elegía tierna y árida a la universalidad de Aragón, reivindicando a los aragoneses ilustres y perseguidos.

El efecto de trasladar las Sagradas Escrituras al páramo de los Monegros es un buñuelismo, o una parodia buñueliana. Se rastrea el Aragón que subyace al Aragón del polvo y el secarral, un Aragón evanescente como un espejismo.

Sin embargo, después de leerlo, no te queda conciencia de haber asistido a un espejismo, porque el dolor persiste, la vitalidad persiste, y un saber y una memoria que no se desvanecen.

No me extenderé mucho más. La de Petisme es una escritura lúcida, rabiosa y vital, que no busca mitigar las imperfecciones, sino todo lo contrario, pero que al mismo tiempo no renuncia a perseguir y preservar, como dice el verso final de su poema Amor sin reservas, el “amor escondido en algún lugar de lo Terrible”.

Antes de terminar para que escuchemos a Ángel Petisme, quiero volver sobre el poema que he mencionado al principio, Amor y cartografía, cuya estrofa final dice así:

Se me olvidó decirte,

con las prisas y la fugacidad,

que no hay más viaje, ni más camino, ni más sol,

que tú, tu juventud, tu compromiso, tu sinceridad.

Pues eso, Ángel, que no se me olvide decirte, con las prisas y la fugacidad, que no hay mejor compañía para este viaje, a lo largo de este camino, bajo este sol de cojones, que tus poemas, tus canciones, tu compromiso y tu sinceridad.

José Blanco

Bilbao, 8 de febrero de 2008″

6 thoughts on “Presentación de “Demolición…” a cargo de José Blanco en Bilbao

  1. Otro texto muy interesante el que te escribe José Blanco y que también señala lo mismo que Jesús Jiménez y lo contrario que te reprochaban en aquella primera reseña: que el libro está lleno de hallazgos y que el híbrido, cuando está bien tramado y construido, no es “un guirigay colorista y desordenado” sino algo novedoso y necesario. Un beso

  2. Thanks Anna, Viva los híbridos que como en música son esos acordes que son mayores y menores a la vez. Labios híbridos para hablarr.
    Un beso Lunática guapa. Gracias Jorge y Esther (sentí lo de las fechas de Caspe pero es que estoy con el disco a tope y termino a finales de abril de grabar si todo va bien).
    Abrazos.

  3. Fue un placer Petisme, no conozco casi tu música ni tu escritura, pero eso si, eres un gran tipo… Espero ir descubriendo tu poesia y tu lirica… y espero que tu no dejes de seguir descubriendola.

    Fue en Barcelona,
    y fue una noche
    que seguia intrepida al dia,
    y en la oscuridad,
    la poesia fue mi guia,
    las risas y sonrisas mi alegria…
    “fue por eso que no dormias”
    me dijo el dia mientras venia.
    Fue una noche,
    que se escapo de su rutina,
    y subio a una escalera
    y desde alli decia…
    “canta una cancion, que la vida se termina”
    Yo con ella,
    con la noche escapar queria
    y le decia
    “para que contar las horas
    si me estoy muriendo”
    y con un susurro,
    que no escapaba del eco,
    sentada en el callejon contesto:
    “sueña poeta,
    que mañana a la vuelta,
    bajo mi sombra amarilla
    el sol calienta y brilla”
    “sueña poeta…
    vuelve… bajo mi sombra… y brilla”
    Fui yo que creia ser noche
    subido a una escalera
    soñando que el dia no volvia”

    LOVE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s