EL FARO DEL FIN DEL MUNDO

 

Esta semana se presenta muy galega y muy galena. Por motivos obvios eludiremos la última. Ya me he hecho a la idea de que seis meses sin mano izquierda no me los quita nadie, ya sea con rehabilitación o con cirugía (en función de la lesión en el nervio) y no voy a estar todo este tiempo quejándome y sin cantar. Puede que este jilguero sin primavera no pueda volar pero aún puede cantar y dice el refrán que quien canta, sus males espanta. De manera que este jueves grabo en directo en TVE para el programa “Estravagario”, que se emite (creo) los viernes de madrugada, la canción “Golpes de mar” que dio título al magnífico libro de relatos sobre Galicia de Antón Castro y el sábado estaremos en concierto en un sitio mágico  e increíble, de acantilados insolentes, puestas de sol únicas y un mar azul y embravecido: el Faro de Finisterre. Naturalmente para ambos eventos y ya que soy el manco más célebre de Calatayud iré acompañado de Héctor Lera, Jorge Biurrun y en Galicia quizás se sume Justo Lera, al bajo. A ver si alejamos el meigallo que me echaron.