CHAPA Y PINTURA

Gracias a todos los amigos que se han interesado. Ahí estamos dándole un empujón por la medicina privada a la situación de mi madre que estaba anquilosada y en un momento crítico: operada desde hace 14 meses de la rodilla y sin conseguir andar, con una diabetes insulinodependiente de cuatro dosis diarias, con mucha obesidad y unos dolores que la estaban matando. Muchas gracias a María Antonia y JR que me están ayudando dado que ambos son médicos y a los nuevos doctores, traumatólogo, neurocirujano y homeopata que la tratan o van a tratar y que esperemos que poco a poco nos vayan dando luz y esperanza de vida. Nunca se puede decir, pero una persona de 72 años no es un anciano en los tiempos que corren y aunque la vida es una continua despedida, no quiero pensar en ensayarla con mi madre ahora mismo.

Como los problemas nunca vienen solos, el miércoles nada más comenzar el concierto en Fraga empecé a sentir que se me dormía la mano y no podía tocar la guitarra. Continué así durante hora y diez minutos, con dolor en la espalda, cantando con el piloto automático y tocando con tres dedos sin poder hacer las cejillas. En fin, un calvario y menos mal que estaban Héctor y Jorge en el escenario. Tengo una contractura en la espalda de paquidermo y el lunes iré con la radiografía a ver qué pasa con mis cervicales. Mientras, ando con relajantes musculares, una mantita eléctrica pegada a la espalda y sin fuerza para coger ni el móvil con la mano izquierda. Al parecer todos los monos y tensiones de los meses anteriores se me han colgado en la espalda y el semáforo se ha puesto en rojo. La incertidumbre ahora es si para los próximos conciertos (el sábado que viene) que además los hago solo, por cuestión de presupuesto, voy a estar recuperado o tendré que anular uno tras otro y pedir la baja. La fisioterapeuta que me dio un masaje el viernes me insinuó que lo veía muy complicao e iba a necesitar bastante rehabilitación. Quizás para evitar el desguace prematuro deba estar aparcado una buena temporada en el taller de chapa y pintura. De momento la gira que estábamos preparando para junio en Galicia se ha quedado parada y los bolos de Lleida y Olot pospuestos.